Cómo duermen los tiburones | ¿Nadando, nunca, con ojos abiertos?

Los tiburones son animales fascinantes que no dejan de sorprender con cada una de sus particularidades. Un aspecto que causa curiosidad es la forma de descanso de este enorme ejemplar acuático. Aunque mucho se ha dicho de su potencial de nado, poco se explica sobre sus hábitos de sueño. En este post, descubre cómo duermen los tiburones, si en realidad lo hacen, y despeja las dudas sobre esta peculiar cualidad.

¿Cómo duermen los tiburones?

Los tiburones duermen nadando

Para quienes se preguntan si los tiburones duermen la respuesta es: Sí. No obstante, la forma en como lo hacen no es de la manera en que el humano concibe los hábitos de sueño y descanso. Debido a la estructura de su organismo, estos cuentan con una adaptación en la forma de dormir que se explica en los siguientes aspectos:

El tiburón duerme nadando

Para quienes se preguntan cómo duermen los tiburones, la respuesta es nadando. Se refiere a que los tiburones necesitan estar  en constante movimiento para conseguir oxígeno y respirar. Al mover el agua mientras se trasladan, el oxígeno ingresa en sus branquias. El descanso se hace posible ya que una parte de su cerebro se inactiva, lo que equivale a la pausa que provee el acto de dormir.

Los investigadores han descubierto que el cerebro no coordina las acciones requeridas para nadar. Esta capacidad la desarrolla la medula espinal. Por otra parte, cabe mencionar que estos extraordinarios animales no poseen vejiga natatoria, que es lo que les da a los peces la capacidad de flotar. Esto significa que la mayoría de las especies de tiburón, no pueden dejar de nadar porque morirían.

El imponente tiburón blanco es uno de los ejemplares que descansa de esta forma.

Los tiburones duermen con los ojos abiertos

El tiburón duerme con los ojos abiertos

Efectivamente, estos escualos no tienen parpados para cerrar los ojos en el acto de dormir. Por lo tanto, se puede afirmar que los tiburones no duermen como la mayoría de los animales lo hacen. Sin embargo, si necesitan descansar para recuperar las energías que gastan al buscar a sus presas.

Se ha descubierto que los tiburones nadan durante períodos que están básicamente inconscientes  y de esta manera descansan el cerebro. Por tal razón, cuando un tiburón está en una fase de descanso profundo, la mitad de su cerebro continua activo con los ojos abiertos.

Otra forma de descanso

Existen otros tiburones que cuentan con un mecanismo para adquirir el oxígeno sin nadar constantemente. Se conoce como respiración mediante espiráculos. Estas estructuras hacen referencia a unos orificios que se encuentran detrás de los ojos que permiten la respiración con la boca cerrada o incluso enterrada en la arena. Gracias a estos, el tiburón nodriza y el tiburón alfombra, entre otros, pueden descansar inmóviles en cuevas y arrecifes.

En conclusión, los tiburones como especie no dejan de sorprender. Aun así, los biólogos marinos declaran que sigue siendo un misterio el cómo duermen los tiburones. Las investigaciones sobre este tema continúan, especialmente porque la gran variedad de especies de este animal muestra marcadas diferencias entre sí.